Quizás

Quizás

Quizás sea por eso, si.

Quizás al perder la confianza en mi mismo perdí también el foco. Es difícil mantener el equilibrio entre los aspectos y hacer frente a los problemas de la vida cuando día a día fallas, te pierdes y hundes y estás cada vez más lejos de tu integridad inicial.

Entonces… no sé si pueda desandar mis pasos. Equivocados o no, me han convertido en la persona que soy ahora.

Necesidad.

Decir que fueron cosas ajenas a mi voluntad implicaría también renegar de la responsabilidad sobre mis actos. Incluso de los que no soy enteramente consciente. No, me hago cargo, necesito hacerlo.

Y tengo que encarar esto, como tuve el descaro de hacerlo en el pasado, pero siendo la persona que soy ahora.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *